ES

Hospital Universitario La Moraleja Madrid

ACTUALIDAD Y CONSEJOS DE SALUD

La ecografía dermatológica mide cuánto rejuveneces tras un tratamiento estético

  • Compartir esta noticia
La ecografía dermatológica mide cuánto rejuveneces tras un tratamiento estético

Rápida, no invasiva y de bajo coste. Así es la ecografía dermatológica que, desde 2011, viene utilizando el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja para agilizar el diagnóstico de lesiones en la piel y determinar el éxito de los tratamientos estéticos, midiendo el grado de rejuvenecimiento obtenido.

“Esta prueba nos permite ver en el interior de la piel, medir el envejecimiento y valorar las posibles lesiones. Es un procedimiento muy objetivo”, detalla Cristina Villegas, jefa de servicio de Dermatología, que lidera un equipo de profesionales ya habituado a usar esta técnica para mejorar el diagnóstico. “La curva de aprendizaje es claramente manodependiente. Depende de la pericia de cada médico en su uso, lo que también se relaciona con el número de horas dedicadas”.

En los siempre delicados tratamientos estéticos, la ecografía dermatológica se está revelando como un gran aliado: “Nos ayuda mucho en la clínica diaria de la estética y nos permite hacer un control objetivo del resultado de un tratamiento, es decir, podemos saber si se ha producido ese rejuvenecimiento que buscamos”, detalla la doctora Villegas. “En un peeling, en una terapia fotodinámica o en la utilización de un láser, podemos ver esa piel antes del tratamiento y medir una serie de parámetros que nos indican el grado de envejecimiento de ese paciente en su piel. Si tras el tratamiento, hay mejora, también lo medimos, lo que nos permite saber si hay o no el rejuvenecimiento que buscamos”.

Pero ¿qué es lo que mide exactamente la ecografía dermatológica?: “Mide el grosor de la piel, es decir, la longitud que va de la epidermis a la dermis. Este espacio es más delgado en las pieles envejecidas. Para obtener más información, también recurrimos a otro parámetro, el llamado SLEB (Subepidermic Low Ecogenic Band). Esta banda, que está debajo de la epidermis, es más gruesa cuanto más fotoenvejecido está el paciente. Si logramos reducir su grosor, hacerlo más pequeño, reducimos el envejecimiento; y esto lo podemos medir con el ecógrafo”.

La prueba ayuda en el planteamiento del tratamiento estético, pero también en su resolución. En el caso del implante dermatológico -que a veces presenta complicaciones, por movimientos, infecciones o malas localizaciones, conocidas como migraciones-, la ecografía dermatológica permite saber qué material de relleno tiene el paciente, pero también cuál el que no tiene, lo que es igualmente importante. Por ejemplo, en el caso de la silicona, que está prohibida, es bueno saber que el paciente no la tiene incorporada. “De no saberlo, lo que hiciéramos después con el paciente sería una complicación segura. Y el ecógrafo nos ayuda a que no lo sea”.

El equipo de la doctora Villegas lleva cerca de una década haciendo uso habitual de la ecografía dermatológica y el conocimiento que tiene de la práctica le ha servido para poner en marcha una acción formativa que, solo este año, ha llamado la atención de más de 600 profesionales médicos de toda España, inscritos en el curso Introducción a la ecografía dermatológica, celebrado en el marco de Star al Día, el programa formativo de Sanitas.
La prueba, que va camino de convertirse en una herramienta esencial en toda consulta dermatológica que se precie, también es especialmente interesante para el estudio de lesiones nodulares. “La ecografía dermatológica nos permite saber con mayor precisión si son quísticas, ganglios, tumores… En este último ámbito, es muy eficaz para ayudarnos a determinar el tratamiento de la patología tumoral”, describe Villegas.

Los nódulos son lesiones que no se ven a simple vista, pero que sí se pueden tocar: “Pueden ser duros, de consistencia media, elásticos, rodaderos, no rodaderos, adheridos o no adheridos a planos profundos… hay una serie de características que los dermatólogos podemos percibir con la palpación. Y la ecografía nos ha permitido poder ver ese nódulo y poderle dar otros adjetivos: si es una lesión de contenido quístico, si tiene un contenido sólido, si está vascularizado o no, en qué plano de la piel se encuentra, a nivel de dermis media o en zona subcutánea... Nos permite tener esta información más rápido y luego hacer un diagnóstico preciso”.

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario La Moraleja
Dos de nuestros cardiólogos entre los 25 mejores de España

Los doctores Manuel Jiménez Mena, Jefe de Cardiología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja y Ángel Sánchez Recalde, Jefe de ...

Más información
Cuidamos tu piel en verano

Limpieza, hidratación, protección… descubre las claves para el cuidado de la piel y para una adecuada exposición al sol.

Más información