ES

Hospital Universitario La Moraleja Madrid

ACTUALIDAD Y CONSEJOS DE SALUD

Dolor pélvico crónico: causas, síntomas, tratamiento y cómo aliviarlo

  • Compartir esta noticia

Descubre qué es el dolor pélvico crónico, cuáles son sus causas tanto en hombres como en mujeres, sus principales síntomas y qué tratamiento seguir para aliviarlo.

Dolor pélvico crónico: causas, síntomas, tratamiento y cómo aliviarlo
Artículo validado por: Dra. Ana Borobia Pérez. Responsable de la Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico. Hospital Universitario La Moraleja, edificio Ana de Austria. Jefe del Servicio de Rehabilitación. Sanitas Hospitales.

 

La unidad del dolor del Hospital Universitario de La Moraleja, ha sido reconocida por la Sociedad Alemana del Dolor (la más relevante de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor) con la categoría más alta.

En ella, tratamos a pacientes que son derivados por los especialistas que, después de aplicar las terapias correspondientes a cada patología, no se ha conseguido llegar a la resolución completa del dolor. Entre los casos más habituales encontramos: patologías de columna, neuralgias, dolor oncológico, algunos tipos de cefaleas, migrañas y dolor pélvico crónico. Recientemente se sumó a la unidad de dolor, la apertura de la Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico, para el abordaje de los dolores pélvicos crónicos, abdominales y lumbosacros crónicos.

 

En este artículo vamos a conocer un poco más en profundidad qué es el dolor pélvico crónico (uno de los más comunes), sus causas, sus síntomas y su tratamiento. 

El conocimiento del dolor pélvico crónico (neurofisiopatología, causas, sintomatología y tratamiento), es tan complejo que resulta imprescindible realizar un abordaje multidisciplinar, es decir, que todos los especialistas implicados estén en continua comunicación para encontrar los tratamientos más eficaces. Entre estos especialistas se encuentran los médicos rehabilitadores de la unidad de rehabilitación de suelo pélvico y los anestesistas en la unidad de dolor. 

 

¿Qué es el dolor pélvico crónico?

 

Según el Colegio Americano de Ginecología, se define el dolor pélvico crónico como un “dolor no cíclico de al menos seis meses de duración, localizado en la pelvis anatómica, zona lumbosacra, nalgas, pared abdominal anterior o por debajo del ombligo, que es lo suficientemente severo para causar una incapacidad funcional o buscar atención médica”. 

Y frecuentemente está asociado  a consecuencias negativas cognitivas, conductuales, sexuales y emocionales. 

 

Causas del dolor pélvico crónico

 

Hay muchas causas que pueden llevar a sufrir un dolor crónico pélvico y entre ellas se encuentran los factores emocionales, como el estrés crónico o la depresión. Además, los antecedentes de abuso sexual o físico aumentan el riesgo de padecerlo. En muchas ocasiones, está relacionado con otras enfermedades e incluso puede ser una dolencia en sí misma. En el primer caso, es decir cuando deriva de otra patología, puede desaparecer con el tratamiento de ésta, pero por desgracia no siempre es tan fácil identificar las causas; por ello, el objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida y disminuir la sensación de dolor.

 

Las causas, en ocasiones, pueden ser fáciles de identificar cuando derivan de una afección concreta. Pero también es posible que sea la consecuencia de varias patologías simultáneas, en las que intervengan varios sistemas y aparatos sin que se pueda, por tanto, atribuir a una sola causa. Por ello se consideran estos cuadros de dolor pélvico como multifactoriales.

 

Algunas de las causas identificadas pueden ser:

  • Causas de origen ginecológico: 
    • Endometriosis
    • Adenomiosis
    • Enfermedad inflamatoria pélvica
    • Ovarian cysts; residual ovary syndrome, 
    • Pelvic congestion, 
  • Origen urológico: 
    • Cistitis intersticial 
    • Prostatitis crónica
  • Origen gastrointestinal: 
    • Síndrome del intestino irritable
  • Origen musculoesquelético: 
    • Pueden ser diversos como la inflamación de las articulaciones, el aumento de tono del suelo pélvico, el síndrome miofascial del suelo pélvico, disfunción de la articulación sacroilíaca,  la fibromialgia, las hernias que pueden dar lugar a un dolor pélvico recurrente…..

 

Síntomas del dolor pélvico crónico

 

Dada la multicausalidad de este cuadro y la complejidad neurofisiopatológica pelviana, es frecuente la coexistencia de varios tipos de dolor: dolor neuropático, visceral, miofascial, referidos y con síntomas de sensibilización central. 

 

 El síntoma primordial, el dolor, puede presentarse de forma muy diversa: intenso y constante, intermitente, en forma de punzadas o en forma de presión en un área profunda de la pelvis, abdominal o lumbar,… Puede aparecer asociado a síntomas sugerentes de patología del tracto urinario inferior, de trastornos sexuales, de patología intestinal o ginecológicas; tales como como el dolor al mantener relaciones sexuales, dolor con el movimiento intestinal, dolor al orinar o al defecar, dolor en ciertos movimientos o simplemente aumento del dolor durante la sedestación. El dolor en sí mismo puede ser muy variado en cuanto a las características y a la intensidad y  deberá de ser minuciosamente estudiado

 

Es fundamental, que desde el inicio de estos síntomas, se consulte con el médico especialista en suelo pélvico (ginecología, urología, médico rehabilitador experto en suelo pélvico, gastroenterología), para estudiar las posibles causas, poder aplicar un correspondiente tratamiento y evitar de esta forma la codificación de estos cuadros de dolor pélvico.  

 

Tratamiento del dolor pélvico crónico para aliviarlo 

 

Desde el punto de vista del médico rehabilitador, se ofrece un abordaje integral, global, multimodal e individualizado, combinando las diferentes técnicas de rehabilitación (según la evidencia científica disponible y según el fenotípico clínico del paciente) y centrándonos en todas las disfunciones musculoesquelética y posturales que coexisten con el dolor pélvico crónico. Estos trastornos musculoesqueléticos pueden aparecer hasta en el 80-90% de los cuadros de dolor pélvico. 

Los trastornos musculoesqueléticos más frecuentes que pueden ser causa del dolor pélvico crónico son: síndromes miofasciales del suelo pélvico y de la región abdominal, lumbosacro, las coccigodinias, el síndrome sacroilíaco, las lumbalgias, el síndrome piramidal y  las alteraciones posturales. En estos casos, se sigue, de modo general, las siguientes  técnicas de rehabilitación: 

  • En primer lugar, se debe intentar mejorar el estilo de vida y la ergonomía postural, muy importante, con ayuda de cojines de descarga u otros dispositivos. Se debe corregir las posibles dismetrías de los miembros inferiores y del raquis, por ejemplo colocando alzas. Todo ello con el fin de mejorar el esquema y la biomecánica corporal.  
  • A continuación se debe realizar una buena reeducación postural global y recuperar la función muscular perdida.
  • Al mismo tiempo para ir controlando y disminuyendo el umbral del dolor, se dispone de medidas físicas, tales como la electroterapia profunda, la electroterapia superficial, la radiofrecuencia, los TENS (estimulación eléctrica transcutánea) y las ondas de choque focales, que también tienen indicación en los cuadros de dolor pélvico crónico. Esta electroterapia se puede y se debe de acompañar de diferentes técnicas manuales, estiramientos y ejercicios terapéuticos, para recuperar la funcionalidad normal muscular.
  • Para completar el tratamiento, con el objetivo de disminuir el dolor, se puede asociar tratamiento farmacológico oral, tópico o endocavitario. 
  • En los casos más cronificados, complejos, y en donde no se consigue mejoras con los tratamientos más conservadores, se  utiliza, en los Servicios de Rehabilitación, el intervencionismo ecoguiado; en concreto sobre los cuadros de DPC se podrán realizar infiltraciones ecoguiadas sobre el Sd. Piramidal, el complejo glúteo, el coxis y la musculatura abdominal, entre otros. Con estas infiltraciones ecoguiadas,  que se practican en las consultas de rehabilitación, se consigue un efecto analgésico más rápido, acortando los tiempos de evolución de estos cuadros y permitiendo introducir precozmente las técnicas manuales, estiramientos específicos y ejercicios terapéuticos sin dolor; prolongando el beneficio de estos a largo plazo.
  • Sobre el síndrome miofascial del suelo pélvico, con el objetivo de desactivar los puntos gatillo miofasciales y disminuir el tono muscular aumentado del suelo pélvico, el tratamiento de elección es la combinación del tratamiento manual endocavitario, junto con un tratamiento de biofeedback perineal para recuperar el automatismo perineal
  • En los casos más cronificados de estos síndromes miofasciales o cuando no se puede empezar con este tratamiento manual por el intenso dolor que presenta, se  utiliza en rehabilitación las infiltraciones vaginales y transperineales de suelo pélvico, pudiendo utilizar un anestésico, corticoides y  toxina botulínica. Con estas infiltraciones vaginales y transperineales, se consegue desactivar rápidamente estos puntos gatillo activos, disminuir el tono muscular y facilitar el tratamiento manual, es decir, se está acortando el tiempo de evolución de estas patologías. 



Para más información sobre la Unidad de Suelo Pélvico consulta aquí: https://www.hospitallamoraleja.es/es/unidades-multidisciplinares-rehabilitacion-suelo-pelvico.php



Para más información sobre la Unidad del Dolor consulta aquí: https://www.hospitallamoraleja.es/es/unidades-multidisciplinares-dolor.php




Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario La Moraleja
El Hospital Universitario Sanitas La Moraleja sube una posición y se coloca como el 6º centro mejor valorado por el sector

El Hospital Universitario Sanitas La Moraleja sigue su ascenso en el Ranking de los centros con mejor reputación de España, subiendo una posición, ...

Más información
Cirugía ocular con láser femtosegundo y Excimer

El Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de La Moraleja acaba de incorporar la tecnología más avanzada en el campo de la cirugía ...

Más información