Hospital Universitario La Moraleja Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Liposucción de padada

Liposucción de padada

 

La liposucción de papada es una solución efectiva para quienes buscan mejorar su perfil facial eliminando el exceso de grasa ubicado bajo la barbilla. Este procedimiento quirúrgico permite quitar grasa del cuello de forma segura y satisfactoria, lo que permite al paciente lucir un aspecto más acorde con sus deseos estéticos y rejuvenecido.

¿Qué es la Liposucción de papada?

La liposucción de papada, también conocida como lipectomía de cuello, es un procedimiento quirúrgico destinado a eliminar el exceso de grasa en la zona del cuello y la mandíbula. Este tratamiento busca mejorar el contorno facial y reducir el volumen de la papada, un problema estético que preocupa tanto a hombres como a mujeres.

La acumulación de grasa en esta zona puede deberse a varios factores, como la herencia genética, el envejecimiento, el sobrepeso o incluso hábitos alimenticios poco saludables y falta de ejercicio.

La lipectomía de cuello es más efectiva en pacientes jóvenes debido a que la piel tiene un mayor poder de retracción después de la intervención. Sin embargo, cada caso debe ser evaluado por el equipo de cirugía plástica del Hospital Sanitas La Moraleja para determinar las necesidades de cada persona.

 

Ventajas de la liposucción de papada

La liposucción de papada ofrece múltiples beneficios, lo que la convierte en una opción atractiva para quienes desean mejorar su apariencia facial.

  • Proporciona un perfil facial más definido y rejuvenecido, lo que permite al paciente lucir una estética mejorada.
  • Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo. Es decir, a diferencia de otras cirugías estéticas, la liposucción de papada implica una recuperación más rápida y satisfactoria.
  • Al eliminar la papada, muchos pacientes experimentan un aumento significativo en su autoestima, recuperando la seguridad perdida en los años anteriores por un aspecto estético no acorde con sus deseos.
  • La mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades normales en un corto periodo de tiempo, lo que hace que no tengan por qué detener su ritmo de vida por someterse a este tipo de intervención.

 

Operación de liposucción de papada

La liposucción de papada es una cirugía plástica que permite quitar la grasa del cuello con el objetivo de mejorar significativamente el perfil y la armonía facial.

 

¿Cómo se hace la liposucción de papada? 

Se trata de un procedimiento ambulatorio, lo que significa que los pacientes pueden volver a casa el mismo día de la cirugía. Además, se trata de una operación de cirugía estética que se realiza siguiendo unos pasos muy sencillos.

  1. Antes de la cirugía, el paciente debe estar en buen estado de salud general. La preparación incluye evitar ciertos medicamentos sobre los que informará el equipo médico al cargo y esforzarse por mantener un peso estable.
  2. Se utiliza anestesia local o general en función de la valoración del cirujano y las necesidades de cada paciente.
  3. La cirugía se inicia practicando pequeñas incisiones, generalmente debajo del mentón o detrás de las orejas, con el objetivo de afectar lo mínimo posible a la estética del paciente con posteriores cicatrices.
  4. A continuación se introduce una cánula fina a través de las incisiones para succionar el exceso de grasa en la zona.
  5. Las incisiones se cierran con puntos para dar por cerrada la intervención. 

El procedimiento completo de liposucción de papada tiene una duración de en torno a 1 hora.

 

¿En cuánto tiempo se ven resultados de liposucción de papada? 

Los pacientes suelen sentir resultados no en unas pocas semanas, con mejoras continuas a lo largo de los siguientes meses. Eso sí, es recomendable evitar actividades físicas intensas y exposición al sol durante las primeras semanas tras la operación.

Entre los efectos secundarios de la liposucción de papada más comunes se incluyen inflamación y hematomas, que suelen permanecer al menos durante las dos primeras semanas de postoperatorio.

Los resultados de la liposucción de papada son duraderos, aunque para ello el paciente debe comprometerse a mantener un estilo de vida saludable. Sin embargo, es esencial tener en cuenta que, aunque con la liposucción de papada se reduce significativamente la presencia de grasa entre el cuello y la barbilla, no necesariamente se verá alterada la textura de la piel en ese área concreta.

 

Postoperatorio de una liposucción de papada

El postoperatorio de una liposucción de papada es de gran importancia para poder garantizar la obtención de unos resultados óptimos y una recuperación sin complicaciones.

Es por ello que conviene seguir las recomendaciones del equipo médico del Hospital Sanitas La Moraleja, entre las que destacan estas: 

  • Evitar movimientos bruscos del cuello y tener especial cuidado al ducharse.
  • Usar agua tibia en lugar de caliente al ducharse o lavarse la cara para contribuir a la reducción de la inflamación.
  • Evitar la exposición directa al sol durante los primeros días con el objetivo de prevenir irritaciones y favorecer la cicatrización de la piel de la zona tratada.
  • Abstenerse de fumar y consumir alcohol, ya que estos hábitos pueden afectar negativamente al proceso de cicatrización y la circulación sanguínea.
  • En caso de flacidez o descolgamiento extremo, el cirujano puede tensar los músculos cervicales y retirar el exceso de piel. De darse el caso, es importante seguir las indicaciones específicas para el cuidado de estas áreas.

Durante los primeros días de postoperatorio de la liposucción de papada, es normal experimentar inflamación y presentar hematomas en torno a la zona intervenida, aunque estos síntomas suelen disminuir significativamente en los primeros 14 días.

Durante este tiempo, tras la retirada del vendaje, es necesario el uso de una banda de compresión que ayude a la barbilla a mantener y adaptarse a su nueva fisonomía. Además, durante estos primeros días se recomienda mantener una dieta blanda para evitar molestias al masticar.


La recuperación completa de la liposucción de papada puede demorarse varias semanas, durante las cuales es habitual sentir una mejora progresiva en la apariencia de la zona tratada.

En cuanto a cómo dormir después de una liposucción de papada, lo más recomendable es hacerlo con la cabeza elevada para reducir la hinchazón, por lo que usar almohadas o cojines adicionales puede ser muy útil para conseguir este objetivo. Hay que evitar dormir boca abajo o en posiciones que ejercen presión directa sobre el área tratada.

Además, es importante mantener una comunicación constante con el equipo de Cirugía plástica del Hospital Sanitas La Moraleja para poder realizar cualquier tipo de consulta o en caso de observar signos de infección. Por supuesto, durante todo el postoperatorio de liposucción de papada el paciente deberá seguir estrictamente todas las indicaciones de los profesionales médicos para asegurar una recuperación óptima y evitar posibles complicaciones.

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario La Moraleja
El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el Monitor de Reputación Sanitaria 2023

El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el Monitor de Reputación Sanitaria 2023

Más información
14 primeros síntomas de embarazo que puedes sentir antes de hacerte la prueba

Hoy en día existen distintas pruebas médicas capaces de determinar si una mujer está o no embarazada, pero también hay múltiples signos a tener ...

Más información