Hospital Universitario La Moraleja Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

La cicatriz de la cesárea

La cicatriz de la cesárea

 

La cicatriz de la cesárea es una marca física resultante de esta cirugía mayor que se realiza para que la madre pueda dar a luz a través del abdomen si el parto así lo requiere. Esta cicatriz requiere de cuidados específicos para asegurar una adecuada cicatrización y minimizar posibles complicaciones que puedan surgir, como podría ocurrir tras cualquier otra intervención quirúrgica.

Durante los primeros meses, es fundamental mantener la zona limpia y seca, evitando además la exposición directa al sol para que no se produzca una hiperpigmentación que oscurezca la cicatriz al absorber la radiación ultravioleta.

También se recomienda usar ropa de tacto suave y que sea transpirable para no irritar la cicatriz, así como seguir las indicaciones médicas en cuanto a la aplicación de cremas o pomadas cicatrizantes. 

Las heridas de la cesárea deben lavarse con agua y jabón neutro, pero sin aplicar el jabón directamente sobre la herida. Se secará cuidadosamente y se aplicará un antiséptico a base de Clorhexidina de base acuosa. Es importante evitar el uso de soluciones a base de Povidona Yodada, ya que pueden pasar a la leche materna.

Después de la cura, es aconsejable dejar la cicatriz al aire y evitar prendas apretadas. En algunos casos, es posible utilizar parches o geles de silicona para minimizar la aparición de queloides (cicatrices hipertróficas) y mejorar el resultado estético una vez retirados los puntos o grapas de la cicatriz de la cesárea.

 

Tipos de cicatrices de cesárea

Existen diferentes tipos de cicatrices tras la realización de una cesárea, cada una con características particulares, y conocerlos es importante para saber qué cuidados darles y qué esperar durante el proceso de cicatrización.

  • Incisión media (laparotomía media): Hablamos de este tipo de incisión cuando el equipo médico que asiste el parto en el Hospital La Moraleja realiza una incisión vertical en la parte baja del abdomen, desde el ombligo hasta el pubis. Actualmente, se puede decir que se trata de la cicatriz de cesárea menos común.
  • Incisión transversa baja (incisión de Pfannenstiel):  Se trata de una incisión horizontal ubicada justo sobre la línea del vello púbico. Es la que más se practica en la actualidad, y su resultado es una cicatriz de cesárea más estética y mucho menos perceptible a simple vista, ya que puede quedar incluso oculta bajo la ropa interior. 

Es importante destacar que la técnica de sutura utilizada en la piel puede influir en la apariencia de la cicatriz de la cesárea. Pueden usarse puntos sueltos, grapas quirúrgicas o suturas intradérmicas. Las técnicas de sutura intradérmica mejoran la apariencia estética de la cicatriz y es la técnica de cierre cutáneo más utilizada por el equipo médico que asiste el parto en el Hospital La Moraleja, siempre que lo permitan las condiciones de la paciente.

 

Cicatriz cesárea hinchada

Una cicatriz de cesárea hinchada puede ser una preocupación común después del parto. Durante las primeras etapas de la cicatrización, es normal que la cicatriz se vea ligeramente elevada o inflamada, ya que puede deberse a la respuesta inmunitaria del cuerpo de la madre, que se da para proteger el área contra posibles infecciones.

Sin embargo, si la hinchazón persiste o empeora, podría indicar complicaciones como infecciones o acumulación de fluidos como sangre (hematoma) o líquido seroso (seroma). Es esencial vigilar la cicatriz regularmente y buscar atención médica si se observan signos de infección, como enrojecimiento, calor en la zona, secreción purulenta o fiebre. La hinchazón prolongada también puede estar relacionada con la formación de tejido cicatricial excesivo, conocido como cicatriz hipertrófica o queloide.

 

Causas y síntomas

Comprender las causas y síntomas de una cicatriz de cesárea hinchada es importante para tener claro cómo encarar su tratamiento de forma satisfactoria. Aunque la hinchazón inicial es parte del proceso de cicatrización, ciertas afecciones pueden exacerbar o prolongar este estado.

  • Infecciones: La presencia de bacterias en la zona tratada puede provocar inflamación y acumulación de pus, lo que puede producir dolor local intenso y síntomas generales de infección (malestar general, fiebre...).
  • Acumulación de fluidos: Durante el postoperatorio inmediato puede acumularse sangre bajo la cicatriz y formar un hematoma o líquido seroso durante el proceso de cicatrización formando un seroma. El tratamiento de estos procesos es el drenaje del líquido mediante punción o tratamiento quirúrgico.
  • Técnica quirúrgica: Una mala técnica quirúrgica puede influir en el proceso de cicatrización, la posibilidad de complicaciones y el resultado estético de una cesárea.
  • Respuesta individual del cuerpo: Algunos factores genéticos y de salud general pueden influir en cómo el cuerpo responde al proceso de cicatrización. Este es el caso de los queloides o cicatrices hipertróficas. 

En cuanto a los síntomas de una cicatriz hinchada, hay que fijarse en detalles más allá de la apariencia a simple vista y valorar los posibles síntomas acompañantes:

  • El enrojecimiento y el calor en la zona son sugestivos de infección.
  • Dolor o sensibilidad que puede variar en intensidad en el tiempo.
  • Secreción de pus, indica existencia de una infección, al igual que la fiebre.
  • Endurecimiento de la cicatriz: Una cicatriz de cesárea dura y sobreelevada indica la formación de tejido cicatricial excesivo (queloide).

 

Cómo quitar el pliegue de la cesárea

La cicatriz de una cesárea realizada con una incisión transversa baja puede adherirse a los planos profundos, creando una depresión lineal que muchas mujeres desean corregir. Eliminar este pliegue de la cicatriz es posible mediante diversos tratamientos tanto conservadores como quirúrgicos.

Los tratamientos conservadores incluyen terapia manual por parte de fisioterapia, aplicación de calor mediante radiofrecuencia y administración local de corticoides. La intervención quirúrgica consiste en extirpar la cicatriz previa, realizar una disección de los tejidos circundantes y, después, una sutura por planos. En algunos casos, se puede optar por una miniabdominoplastia si se desea extirpar la piel sobrante, o una abdominoplastia completa si es necesario ajustar tejidos de todo el abdomen para obtener el mejor resultado estético posible. Estas opciones son especialmente útiles si se da una separación de los músculos abdominales (diástasis de rectos) o se presenta flacidez en los tejidos abdominales. Además, la liposucción puede ser útil para eliminar acúmulos grasos en áreas específicas. Estas cirugías deben ser realizada por un especialista en Cirugía Plástica del Hospital La Moraleja.

Después de una cesárea, se recomienda un tratamiento postoperatorio específico para la cicatriz, que puede incluir masajes, cremas y parches. Además, para que una cicatriz de cesárea no se pigmente, es importante protegerla del sol durante el primer año con cremas protectoras solares. Para minimizar la aparición de queloides, pueden usarse parches o geles de silicona que contribuyan a su aplanamiento.

La elección del tratamiento adecuado para la cicatriz de la cesárea dependerá de las características individuales de cada cicatriz y de las necesidades específicas de cada paciente. Por eso es fundamental que los profesionales médicos del Hospital La Moraleja puedan realizar una valoración personalizada para determinar el mejor plan de tratamiento para cada mujer.

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario La Moraleja
El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el MRS 2023

El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el Monitor de Reputación Sanitaria 2023

Más información
14 primeros síntomas de embarazo que puedes sentir antes de hacerte la prueba

Hoy en día existen distintas pruebas médicas capaces de determinar si una mujer está o no embarazada, pero también hay múltiples signos a tener ...

Más información