Hospital Universitario La Moraleja Madrid

ES
ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

¿Qué es la episiotomía?

¿Qué es la episiotomía?

 

La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que se realiza durante el parto. Por definición, la episiotomía consiste en una incisión en el periné, la zona entre la vagina y el ano, para ampliar la abertura vaginal y facilitar el nacimiento del bebé. Habitualmente suele realizarse en el lado derecho del periné, bajo anestesia epidural o anestesia local en el caso de no tener puesta la epidural. Se suele realizar en partos vaginales en situaciones donde se prevé que un desgarro descontrolado puede ser más perjudicial y lesivo que una episiotomía, como puede ser en partos instrumentales (fórceps, espátulas, ventosas), en casos de bebés de gran tamaño o cuando se necesita acelerar el parto por razones de salud de la madre o del bebé. 

El objetivo principal de la episiotomía en el parto es prevenir desgarros severos que podrían ocurrir de forma natural durante el parto, provocando mayor dolor a la madre y una recuperación mucho más lenta. Este tipo de desgarro en el parto puede acarrear complicaciones a largo plazo en comparación con una incisión quirúrgica controlada, y además el dolor de la episiotomía es mínimo en comparación. 

La decisión de realizar este procedimiento debe basarse en las circunstancias individuales de cada parto concreto y las preferencias personales de la madre. El equipo de ginecología del Hospital La Moraleja informará a la madre.

 

¿Cuándo se realiza la episiotomía?

La episiotomía no es una práctica común en todos los partos vaginales, sino que se utiliza únicamente cuando es estrictamente necesaria para garantizar la salud de la madre y del bebé.

  • Si existe un alto riesgo de que la madre sufra desgarros severos en la piel durante el parto, se puede optar por practicar una episiotomía.
  • Cuando el bebé está en una posición que dificulta su salida, como de nalgas o en posición transversal, la episiotomía puede ayudar a facilitar el parto.
  • En casos donde el bebé es particularmente grande y puede tener dificultades para pasar por el canal de parto, se puede realizar una episiotomía para ampliar la abertura vaginal.
  • Si se requiere acelerar el parto por motivos de salud, ya sea para la madre o el bebé, la episiotomía puede ser una opción para facilitar un nacimiento más rápido.

 

Cuidados tras el parto con episiotomía

Tras un parto con episiotomía, es muy importante seguir unos cuidados específicos para conseguir una pronta recuperación y prevenir posibles dificultades. Estas atenciones son la base que permite asegurar una cicatrización adecuada y evitar infecciones

  • Aplicar compresas frías: Usarlas durante el primer día de postparto puede reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Uso de ropa interior adecuada: Optar por ropa interior de algodón o desechable, que permita la transpiración y evite la humedad en la zona.
  • Higiene personal: Lavar las manos antes y después de usar el baño y cambiar las gasas de forma regular. Limpiar la zona íntima en dirección de la vagina hacia el ano tras cada uso del baño para evitar posibles infecciones.
  • Uso de productos de higiene con pH neutro: Es conveniente utilizar jabones líquidos íntimos con pH neutro para evitar irritaciones.
  • Mantener seca la zona en torno a los puntos. Para ello, lo más adecuado es dar toques suaves con una toalla limpia tras lavarse, sin frotar.
  • Evitar esfuerzos físicos: Hay que tener cuidado al sentarse y evitar hacerlo en sillas bajas para no tensionar los puntos de la episiotomía.
  • Atención a signos de infección: Es necesario estar alerta a síntomas como el enrojecimiento, la hinchazón o la secreción de pus en la zona.
  • Facilitar las deposiciones: Mantener una dieta rica en fibra e hidratarse correctamente ayuda a evitar el estreñimiento, lo que a su vez minimiza los esfuerzos durante la deposición.

 

 

Preguntas frecuentes

Retomar la vida sexual después de un parto con episiotomía puede presentar ciertas dificultades, pero a la vez es algo natural. Por eso es importante abordar este proceso con cuidado y paciencia. 

Algunos consejos para retomar las relaciones sexuales con puntos después del parto: 

  • Se recomienda esperar de 4 a 6 semanas después del parto para que la cicatrización sea la más adecuada.
  • Consultar con tu ginecólogo si es recomendable tener relaciones sexuales
  • Es aconsejable recurrir a posiciones que ejercen menos presión sobre la zona afectada.

La cicatrización de la episiotomía es un proceso fundamental en la recuperación postparto. Los puntos de la episiotomía suelen ser de un material sintético que se reabsorbe y cae solo. Este proceso suele ocurrir alrededor de las 6 semanas después del parto, aunque puede variar de una mujer a otra dependiendo del tamaño y la profundidad de la herida. Si los puntos no se reabsorben adecuadamente o se emplea un material más grueso, pueden necesitar ser retirados por un médico aproximadamente a los diez días del parto.

Volver

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para resolver todas tu dudas. ¡Gracias!

Enviar
Actualidad y consejos de salud Hospital Universitario La Moraleja
El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el MRS 2023

El Hospital La Moraleja se mantiene como 6º hospital privado con mejor reputación en el Monitor de Reputación Sanitaria 2023

Más información
14 primeros síntomas de embarazo que puedes sentir antes de hacerte la prueba

Hoy en día existen distintas pruebas médicas capaces de determinar si una mujer está o no embarazada, pero también hay múltiples signos a tener ...

Más información